• Back to Index 
  • Email address 
  • Contact Webmaster 




  •  

    N. 5 – SEPTIEMBRE – OCTUBRE 2001


    Edición española



    ----------------------------------------------------------------------


    135° CAPÍTULO GENERAL

    4 - 21 de Septiembre de 2001

    Sassone (Roma)


    ----------------------------------------------------------------------




    SUMARIO

     

    CRÓNICA

    CATALOGUS GREMIALUM

    MENSAJE DEL SANTO PADRE

    INFORME DEL PRIOR GENERAL

    LAS ÉPOCAS DEL CORAZÓN

    EL CARMELO – EL VIAJE CONTINÚA

     










    CRÓNICA


    CATALOGUS GREMIALUM

    Gremiales

    1.

    Joseph Chalmers

    Prior Generalis

    2.

    John Malley

    ex Prior Generalis

    3.

    Falco Thuis

    ex Prior Generalis

    4.

    Gaspar Mondéjar Albaladejo

    Vices Generalis

    5.

    Anthony Scerri

    Consiliarius Generalis pro Asia-Africa-Oceania

    6.

    Míceál O'Neill

    Consiliarius Generalis pro Europa et America Sept.

    7.

    Wilmar Santin

    Consiliarius Generalis pro America Latina

    8.

    Alexander Vella

    Consiliarius Generalis pro Europa Mediterranea

    9.

    Pere Soler i Anglada

    Oeconomus Generalis

    10.

    Josef Jancar

    Procurator Generalis

    11.

    Carlo Cicconetti

    Prior Provincialis Italiae

    12.

    Tjeu Timmermans

    Prior Provincialis Neerlandiae

    13.

    Fintan Burke

    Prior Provincialis Hiberniae

    14.

    Christian Körner

    Prior Provincialis Germaniae Superioris

    15.

    Luís Gallardo

    Prior Provincialis Arago-Valentinae

    16.

    Nicola Barbarello

    Prior Provincialis Neapolitanae

    17.

    Rafael Leiva

    Prior Provincialis Baeticae

    18.

    Leszek Pawlak

    Prior Provincialis Poloniae

    19.

    Paulo Gollarte

    Prior Provincialis Fluminis Januarii

    20.

    Joâo José Costa

    Prior Provincialis Pernambucanae

    21.

    Leo Mc Carthy

    Prior Provincialis Americae PCM

    22.

    Amadeo Zammit

    Prior Provincialis Melitensis

    23.

    Michael T. Driscoll

    Prior Provincialis Americae S. Eliae

    24.

    Wayne Stanhope

    Prior Provincialis Australiae

    25.

    Manuel Bonilla Gutierrez

    Prior Provincialis Catalauniae

    26.

    Heribertus Heru

    Prior Provincialis Indonesiae

    27.

    Anton Beemsterboer

    Prior Provincialis Germaniae Inferioris

    28.

    Piet H. Wijngaard

    Prior Provincialis Britanniae Maioris

    29.

    Juan de Dios Sanz

    Prior Provincialis Castellae

    30.

    Luigi M. Nasta

    Commissarius Generalis "La Bruna"

    31.

    Henrique Martins

    Commissarius Generalis Lusitaniae

    32.

    John Welch

    Commissarius Provincialis Orientalis PCM

    33.

    Bernhard Bauerle

    Commissarius Provincialis Occidentalis PCM

    34.

    William Harry

    Commissarius Provincialis Medio-occidentalis PCM

    35.

    Gerald Payea

    Commissarius Provincialis Peruviae (PCM)

    36.

    Francisco Manoel de Oliveira

    Procurator Commissarii Provincialis Paranae (GerS)

    37.

    John Mc Grath

    Commissarius Provincialis Zimbabuae (Hib)

    38.

    Antonio de la Cruz

    Commissarius Provincialis Philippinarum (Neer)

    39.

    Tarsicio Gotay

    Procurator Commissarii Provincialis Portus Divitis (Arag)

    40.

    John Adapoor

    Commissarius Provincialis Indiae (GerS)

    41.

    Jean Marie D'Unji

    Commissarius Provincialis Congo (Ita)

    42.

    Mark V. Attard

    Prior Centri Internationalis S. Alberti de Urbe

    43.

    Emanuele Boaga

    Primus Delegatus Italiae

    44.

    Cees Bartels

    Primus Delegatus Neerlandiae

    45.

    Christopher O'Donnell

    Primus Delegatus Hiberniae

    46.

    Michael Plattig

    Primus Delegatus Germaniae Superioris

    47.

    Salvador Villota

    Primus Delegatus Arago-Valentinae

    48.

    Antonio Merico

    Primus Delegatus Neapolitanae

    49.

    Manuel Sanchez

    Primus Delegatus Baeticae

    50.

    Dariusz Borek

    Primus Delegatus Poloniae

    51.

    Valter Dos Santos

    Primus Delegatus Fluminis Januarii

    52.

    Rogério S. de Lima

    Primus Delegatus Pernambucanae

    32.

    John Welch

    Primus Delegatus Americae PCM

    53.

    Joseph Saliba

    Primus Delegatus Melitensis

    54.

    Mario Esposito

    Primus Delegatus Americae S. Eliae

    55.

    Ken Petersen

    Primus Delegatus Australiae

    56.

    Lluis Bosch i Lloret

    Primus Delegatus Catalauniae

    57.

    Henricus Pidyarto Gunawan

    Primus Delegatus Indonesiae

    58.

    Pankraz Ribbert

    Primus Delegatus Germaniae Inferioris

    59.

    Brendan Grady

    Primus Delegatus Britanniae Maioris

    60.

    Miguel Arribas

    Primus Delegatus Castellae

    61.

    Bruno Secondin

    Secundus Delegatus Italiae

    62.

    Edgar Koning

    Secundus Delegatus Neerlandiae

    63.

    John Keating

    Secundus Delegatus Hiberniae

    64.

    Günter Benker

    Secundus Delegatus Germaniae Superioris

    65.

    Desiderio García

    Secundus Delegatus Arago-Valentinae

    66.

    Mario Alfarano

    Secundus Delegatus Neapolitanae

    67.

    Fernando Millán

    Secundus Delegatus Baeticae

    68.

    Piotr Spiller

    Secundus Delegatus Poloniae

    69.

    Alonso Gustavo Malaquias

    Secundus Delegatus Fluminis Januarii

    70.

    Paulo Fernando De Moura

    Secundus Delegatus Pernambucanae

    71.

    John Russell

    Secundus Delegatus Americae PCM

    72.

    Martin D. Schembri

    Secundus Delegatus Melitensis

    73.

    Redemptus Valabek

    Secundus Delegatus Americae S. Eliae

    74.

    Paul Chandler

    Secundus Delegatus Australiae

    75.

    Felip Amenós

    Secundus Delegatus Catalauniae

    76.

    Petrus Go Twan An

    Secundus Delegatus Indonesiae

    77.

    Josef Kemper

    Secundus Delegatus Germaniae Inferioris

    78.

    Pat O'Keeffe

    Secundus Delegatus Britanniae Maioris

    79.

    Celso Prieto Bermejo

    Secundus Delegatus Castellae

    80.

    Roberto Toni

    Tertius Delegatus Italiae

    81.

    Hubb Welzen

    Tertius Delegatus Neerlandiae

    82.

    Albertus Herwanto

    Tertius Delegatus Indonesiae

    Hospites

    83.

    Raúl Masana

    Commissarius Provincialis Venetiolae (Cat)

    84.

    Jan Fatka

    Delegatus Generalis Bohemiae et Moraviae

    85.

    Hugo Canavan

    Delegatus Generalis Columbiae

    86.

    Gianfranco Tuveri

    Delegatus Generalis Galliae

    Membra Secretariatus Capituli et Interpretes

    39.

    Tarsicio Gotay (Arag)

    Secretarius Generalis Capituli

    87.

    José Maldonado (Arag)

    Secretariatui addictus

    88.

    Norbert Fotisa (Hib-Zim)

    Secretariatui addictus

    89.

    Roberto Russo (Ita)

    Secretariatui addictus

    90.

    Anthony Cilia (Mel)

    Director CITOC

    91.

    Pedro Bravo (Lus)

    Interpres

    92.

    Giovanni Grosso (Ita)

    Interpres

    93.

    Kevin Alban (Ang)

    Interpres

    94.

    José Lucchesi (PCM-Per)

    Interpres

    95.

    Raúl Maravi (PCM-Per)

    Interpres

    96.

    Miguel Norbert

    Interpres

    97.

    Richard Copsey (Brit)

    Facilitator Capituli

    98.

    Carlos Mestres (Flum)

    Facilitator Capituli

    99.

    Alberto Bezerra (Pern)

    Co-ordinator Liturgiae

    100

    Edison Tinanbunan (Indo)

    Co-ordinator Liturgiae




    MENSAJE DEL SANTO PADRE


    INFORME DEL PRIOR GENERAL

    Según Constituciones 260, el Prior General ha de enviar un informe a los miembros del Capítulo General seis meses antes de la celebración del mismo. Un servidor envió el informe a comienzos de marzo de 2001, junto un anexo que contenía mi informe a la Congregación General de 1999 y algunas estadísticas. Supongo que habéis tenido ocasión de leer todo ese material, razón por la cual no lo leeré. En su lugar quiero poneros al día sobre algunas cosas que han sucedido desde que redacté el informe, y compartir con vosotros algunas ideas que pueden ser útiles para el Capítulo.

    I. Nuevos desarrollos

    a) Finanzas

    En la página 6 de mi informe, bajo el título "Solidaridad", escribí: "Otra decisión financiera importante tomada durante la Congregación General fue que todas las Provincias pagarían, según los porcentajes normales, todos los gastos del Capítulo General 2001, incluidos los gastos de los viajes al y desde el Capítulo". Hubo un cierto desacuerdo en el Consejo General sobre lo que se decidió en la Congregación General. Parece que lo que se decidió fue que los gastos normales del Capítulo se pagarían de la forma usual por porcentajes, pero los costes de los viajes a y desde el Capítulo se sumarían todos y luego se dividirían a partes iguales entre los participantes. Quizá esto no incluye a los miembros del Consejo General ni al Secretariado, etc. Esto es algo que hay que aclarar durante el Capítulo.

    Siguiendo con el tema financiero, escribí en la página 6 de mi informe la idea de crear una oficina de desarrollo financiero para recoger fondos para la Curia. Debido a complicaciones legales, no hemos podido recoger fondos hasta ahora, pero todo está dispuesto para seguir adelante con el proyecto.

    El último punto financiero es el proyecto de parking en el subsuelo de CISA (ver página 7 de mi informe). En junio de 2001, la compañía solicitó una reunión con P. Pere Soler y nuestro abogado. Parece que quieren seguir adelante con el proyecto. Alegan que el contrato no ha expirado, y nos están presionando para que consintamos. Nosotros hemos informado a nuestro abogado que ésta es una decisión que debe dejarse al próximo Capítulo General. Nuestro abogado nos ha dicho que ahora ya no estamos obligados por el contrato, pero, si la compañía nos lleva a juicio, es imposible estar completamente seguros del resultado. Quizá sea esta una cuestión sobre la que el Capítulo General quiera expresar su opinión.

    b) Misiones

    Ha habido algunos desarrollos en África desde que escribí mi informe (ver especialmente p. 10). La Provincia de Alemania Inferior ha comprado un terreno en Camerún y espera empezar la construcción de un noviciado. El Comisariado Congolés de la Provincia Italiana aportará la mano de obra. Se ha aceptado una parroquia en la diócesis de Mbalmayo, en la que se espera construir un noviciado. Tres chicos jóvenes de Camerún acabarán su noviciado en la República Democrática de Congo, y se espera que puedan estudiar en la Universidad Católica de Yaundé. Si es posible, se hará otra fundación en Yaundé en su momento.

    A principios de agosto, P. Anthony Scerri y un servidor tuvimos una reunión en Nairobi con representantes de la Provincia de Alemania Superior, el Comisariado Indio y la Provincia Británica, con el fin de comprar terreno para nuestra fundación allí y tomar algunas decisiones prácticas.

    Con respecto a Asia (ver pp. 12-13 de mi informe), durante el Capítulo Provincial de la Provincia Australiana en mayo de 2001, la Provincia aceptó una invitación de la provincia Indonesia de encargarse de la misión de Timor Loro Sae (Timor Este). La Provincia Indonesia seguirá proveyendo personal mientras sea necesario. Con todo, hay ya aproximadamente 12 chicos jóvenes de Timor Loro Sae en varios períodos de formación, así como un sacerdote, con dos o tres más que serán ordenados este año. A los que vienen de Timor Loro Sae se les dará la oportunidad de unirse a la Provincia Australiana o quedarse en la Provincia Indonesia.

    c) Otros

    En la p. 24 de mi informe al Capítulo General, mencionaba a los cuatro nuevos obispos carmelitas que fueron consagrados durante este sexenio. A ese grupo hay que añadir a Mons. Filippo Iannone, del Comisariado Gen. "La Bruna", que fue consagrado obispo auxiliar de Nápoles el 26 de mayo de 2001.

    En la página siguiente, hablaba del año mariano para celebrar el 750 aniversario del Escapulario. Después de enviar el informe, recibí la carta del Papa Juan Pablo II (25 de marzo de 2001) sobre la devoción al Escapulario. Habréis recibido también una carta conjunta de los dos Generales, escrita en Aylesford (Inglaterra), el 16 de mayo de 2001, fiesta de S. Simón Stock, y titulada "Con María, la Madre de Jesús (He 1, 14)".

    En la p. 25 de mi informe, bajo el título "Posibles fundaciones", hablaba del caso de las dos comunidades de eremitas masculinos que desean ser incorporados a la Orden como comunidades eremitas con sus propias Constituciones. Ya están afiliados a la Orden. La afiliación es un vínculo espiritual; la incorporación implica también un vínculo jurídico. En principio, la Sagrada Congregación para la Vida Consagrada no tiene ninguna objeción. Es preferible que el Capítulo General apruebe este proyecto antes de que sea presentado a la Sagrada Congregación. La propuesta es que estas dos comunidades, que están enclavadas en EE. UU. y que comenzaron independientemente una de otra, estén sujetas directamente al Prior General. La comunidad de San Ángelo, Texas, tiene 4 miembros, y la comunidad de Lake Elmo, Minnesota, 8. Ambas están atrayendo vocaciones. Si son incorporadas, obviamente los miembros de las comunidades se harían miembros de la Orden con plenos derechos, conservando sus propias Constituciones. Antes de la afiliación, el Consejo General estudió sus Constituciones y las aprobó. Solo existen en inglés. Si alguien desea verlas, hay unas cuantas copias en el Secretariado. Si el Capítulo General desea aprobar este proyecto, a lo cual os insto, un punto que debemos decidir es qué derechos dar a los miembros respecto a su representación en el Capítulo General. Haré una propuesta más adelante. Sugiero que usemos el modelo que ya existe en nuestras Constituciones, o sea: si un grupo tiene veinte o más profesos solemnes, el superior tiene derecho a asistir al Capítulo General. Sugiero que si tiene menos de veinte, se deje a discreción del Prior General si invitar o no al superior al Capítulo General. Propongo esto de modo que si los números son muy pequeños, la legislación no exija que el Prior General invite al superior al Capítulo o a otros encuentros.

    La otra posibilidad de una fundación bizantina en EE. UU. no ha avanzado. Tal vez surja alguna sugerencia durante el Capítulo.

    II. Hacia el futuro

    Casi al final de mi informe al Capítulo General, así como en mi informe a la Congregación General de Bamberg de 1999, compartí algunas de mis ideas sobre el futuro de la Orden. Estoy muy esperanzado sobre el futuro. No hay grandes divisiones dentro de la Orden, y hemos conseguido enunciar claramente en nuestros documentos oficiales cuál es nuestro carisma. Tenemos muchas tareas apostólicas maravillosas, y cada vez estamos más abiertos a la misión ad gentes.

    Hay retos obvios que afrontar en el futuro, algunos de los cuales he mencionado en mis informes y que no quiero repetir aquí. Creo que el reto más grande para nosotros es responder fielmente a la vocación que Dios nos ha dado. Somos más fieles a Dios cuando somos fieles a la vocación a la que hemos sido llamados. ¿Para qué sirve dar a Dios una cosa cuando Él nos está pidiendo otra diferente? Dios nos pide ser carmelitas, y la Iglesia también necesita esto de nosotros. Podemos ser carmelitas en y a través de toda clase de tareas apostólicas. No hay dicotomía entre el servicio al que estamos llamados y la contemplación a la que también estamos llamados. Un serio reto para nosotros es integrar estos dos elementos esenciales de nuestro carisma, junto con el compromiso de la fraternidad en un estilo de vida sano y equilibrado. El modo en que se vive la vida carmelita debería dar vida a los miembros de la comunidad, ayudándoles a proseguir el viaje de la transformación. También debería ser un testimonio vibrante para la gente en medio de la cual vivimos.

    Según nuestras Constituciones (nº 14), los carmelitas viven su vida en obsequio de Cristo a través de un compromiso de buscar el rostro del Dios vivo (la dimensión contemplativa de la vida), a través de la fraternidad y a través del servicio en medio del pueblo. La experiencia del desierto es un factor crucial para unificar estos valores. La Ratio coloca la contemplación en el corazón del carisma carmelita. Sin duda la contemplación y la experiencia de desierto, como las entienden las Constituciones, son una y la misma cosa. Constituciones 15 dice: "Cuando, a través de este proceso, llegamos a ver la realidad con los ojos de Dios, nuestra actitud hacia el mundo se transforma según su amor, y la contemplación de la presencia amorosa de Dios se encarna en nuestra vida de fraternidad y de servicio".

    La Ratio se titula: "La formación carmelita. Un viaje de transformación". El tema de este Capítulo General es, desde luego, "El viaje continúa". Todos estamos en el viaje, y por tanto todos estamos en proceso de formación mientras vivamos. Este viaje nos implica en una transformación gradual de nuestros modos humanos de pensar, de amar y de comportarnos, limitados e imperfectos, y los transforma en modos divinos (Const. 17). Evidentemente, se trata de un viaje que dura toda la vida, y todos los aspectos de nuestra vida están implicados en el proceso de transformación, que es obra de Dios.

    El Carmelo está inseparablemente conectado en la mente de muchas personas con la oración y María. Ella es nuestra Patrona, nuestra Madre y nuestra Hermana, que nos acompaña en este viaje y alimenta la vida divina dentro de nosotros. En su carta del 25 de marzo de 2001, el Papa señala que la devoción carmelita a la Virgen implica la conciencia de su constante presencia en nuestra vida y el compromiso de seguir su ejemplo. Ella escuchó la Palabra de Dios y dejó espacio para que la Palabra creciera dentro de ella.

    Creo que la gente hoy está buscando sentido a su vida. Muchos, especialmente en occidente, han rechazado una religión organizada, porque no han encontrado ahí lo que buscan. El peligro es que pueden ser arrastrados hacia toda clase de extrañas sectas. Está también el peligro del fundamentalismo, que creo surge del sentido básico de inseguridad de la vida humana. Todos buscamos seguridad. La seguridad solo se puede encontrar en Dios, y no en las ideas humanas. Creo que nuestro mundo necesita desesperadamente de nuestro carisma. Nosotros tenemos la vocación de vivir en obsequio de Jesucristo como comunidad y como hermanos. Las guerras y divisiones entre los pueblos laceran nuestro mundo. Nosotros somos testigos del poder del amor de Cristo, que abate las barreras que los seres humanos levantan. Nosotros tenemos la vocación de servir humildemente a nuestros hermanos y hermanas, que es un testimonio callado contra la explotación de millones de seres humanos en nuestro mundo. Nosotros tenemos la vocación de buscar el rostro del Dios vivo, como individuos y como comunidad. Esto lo hacemos, en primer lugar, escuchando la Palabra de Dios en la Escritura y en la vida de cada día, y nos inspira el ejemplo de la Virgen Santísima y del Profeta Elías. La práctica diaria de la Lectio Divina nos ayuda a hacerlo todo en el nombre del Señor (Const. 82, citando a S. Pablo como se cita en la Regla). El tiempo diario para la oración silenciosa (Const. 80) nos ayuda a ir más allá de nuestras propias ideas y pensamientos, y encontrar a Dios en absoluto silencio (cf. 1R 19, 12). Solo de la experiencia de encontrar a Dios en la Palabra y en el silencio, podemos cumplir nuestro deber profético de llamar a la gente a dejar de cojear primero con un pie y luego con el otro (cf. 1R 18, 21).

    Como Orden, tenemos la necesidad seria de preparar más expertos en varios aspectos de nuestra espiritualidad. En el Medioevo, a los carmelitas se les conocía como "Maestros de la Sagrada Página". Nuestra historia está llena de ejemplos de hombres y mujeres que se hicieron grandes amigos de Dios y cuyas enseñanzas son apreciadas don-dequiera que la espiritualidad cristiana es conocida, tanto dentro como fuera de la Iglesia. Necesitamos preparar sobre todo a nuestros formadores, de manera que sean capaces de transmitir a las generaciones futuras de carmelitas el corazón y el alma de nuestro carisma carmelita. Todos sabemos cuán importantes son los primeros años de formación. Si no se da un sólido cimiento de espiritualidad carmelita durante esos años, será muy difícil adquirirlo más tarde.

    La gente deposita cierta esperanza en los carmelitas. Tenemos algo que decir a la gente que busca significado y a quien ha perdido la fe en la Iglesia como organización. Quizá este es uno de los nuevos areópagos que mencionó el Capítulo General anterior. También tenemos algo que decir a los miembros de la Iglesia que buscan el rostro del Dios vivo. Todos no podemos ser expertos, pero todos podemos ser amigos íntimos de Dios, que ven con los ojos de Dios y aman con el corazón de Dios.

    Os insto a dar dirección a la Orden durante este Capítulo General. Parece ser un sentimiento general que no necesitamos más documentos oficiales bonitos. Ya tenemos hermosos documentos en los que nuestra vocación está claramente definida. Lo que se necesita de este Capítulo General –sugiero yo– son propuestas prácticas sobre cómo esta bella teoría puede convertirse en realidad en las diferentes culturas en las que la Orden está implantada. Espero que seremos capaces de pasar de los distintos ejemplos de los que vamos a oír a la realidad práctica de las Provincias y Comisariados. Necesitamos tener un intercambio franco de experiencias, como líderes y representantes de toda la Orden, sin tratar de presentar la mejor cara. Todos somos humanos y todos fallamos a menudo, pero ¿cómo podemos ayudar a nuestros hermanos y hermanas a vivir en plenitud su vocación carmelita?

    Conocemos la teoría de la vida de comunidad, pero ¿por qué con tanta frecuencia no funciona en la práctica? ¿Por qué la reunión de comunidad a menudo no es una experiencia vivificadora de hermanos que buscan juntos la voluntad de Dios? En las Provincias, ¿son nuestras comunidades realmente orantes o simplemente dicen oraciones juntos? El modo de vivir la vida comunitaria ¿ayuda a los individuos de las comunidades a ser fieles al camino de transformación? ¿Cómo podemos animar a los frailes a ser fieles a la oración y a la vida de comunidad?

    ¿Es el servicio que estamos ofreciendo a la Iglesia el que Dios nos está pidiendo? ¿Estamos ofreciendo al pueblo de Dios lo que necesita y desea? ¿Cómo presentamos nuestra espiritualidad en nuestras distintas tareas apostólicas? ¿Cuál es el nivel general de conocimiento de nuestra espiritualidad carmelita en las Provincias? ¿Cómo podemos equilibrar las necesidades del individuo con las necesidades de la comunidad y nuestros compromisos apostólicos? ¿Estamos ofreciendo a nuestros candidatos la mejor formación posible para la vida carmelita? Muchas Provincias prefieren tener la formación inicial dentro de la Provincia. ¿Podemos seguir dando hombres bien preparados como formadores en cada Provincia? ¿Cuáles son las alternativas? ¿Ponemos a gente mal preparada en el trabajo de formación, desesperados porque no encontramos a nadie?

    Todos nosotros vamos de viaje juntos. Animémonos unos a otros a seguir y ayudemos a todos los carmelitas a hacer de nuestro carisma una realidad viva y vibrante en medio de la gente.

    Os recuerdo lo que es el Capítulo General según Const. 255: "El Capítulo General, que ostenta en nuestra Orden la autoridad suprema, es el signo principal de la unidad de la Orden dentro de su diversidad; es el encuentro fraternal en el cual reflexionamos comunitariamente para mantenernos fieles al Evangelio y a nuestro carisma y sensibles ante las necesidades de los tiempos y lugares. Por medio del Capítulo General, toda la Orden, dejándose guiar por el Espíritu del Señor, se esfuerza por conocer, en un determinado momento de la historia, la voluntad de Dios para mejor servir a la Iglesia".

    Quiero concluir agradeciéndoos vuestro apoyo durante los seis años que han pasado. Ha sido un privilegio servir a la Orden como Prior General. Quiero dar las gracias a todos los que han servido a la Orden en las distintas comisiones internacionales, y sobre todo quiero dar las gracias a los miembros de mi comunidad de la Curia, al Secretario General y a los miembros del Consejo General. Hemos trabajado juntos y compartido muchas cosas durante los últimos seis años.

    Que la Virgen sea nuestra compañera y nuestra guía mientras buscamos juntos el camino hacia adelante. Que ella nos auxilie mientras proseguimos el viaje juntos.

    Sassone, 4 de septiembre de 2001

    Joseph Chalmers, O.Carm.

     

    LAS ÉPOCAS DEL CORAZÓN
    La dinámica espiritual de la vida Carmelita


    EL CARMELO – EL VIAJE CONTINÚA



    240901